¡¡Todos bajo tierra!!

No siempre las cosas tienen que ir en la dirección que se suponen que deben, y no siempre las viviendas tienen que “levantarse”… también pueden “excavarse”.

Para construir estas casas subterráneas se suele aprovechar la pendiente de una montaña o ladera dejando así un frente expuesto al exterior, aunque también existe la opción de hacerlas en terrenos llanos, en este caso se opta en general por dejar un patio interior central al aire libre.

Como imaginaréis, hundiéndonos en la tierra como los topos, conservamos mucho mejor el calor en invierno y el fresquito en verano.

Nos apuntamos un montón de tantos en ahorro energético, insonorización, mínima invasión del paisaje, originalidad… Eso sí, con su permiso Mr. Topo, gracias!.

Sigue leyendo

Tejados con mucha vida…

Hoy nos vamos de visita arriba, pero muy arriba! hasta el norte de Europa, porque es allí donde encontramos esta maravilla del aislamiento en viviendas.

Un sod roof o turf roof es un tipo de cubierta ajardinada que se utiliza desde hace cientos de años en países escandinavos (Noruega, Islandia, Suecia…) y consiste en una capa de césped o hierba que sujeta varias capas de corteza de abedul debajo. Estas últimas son las que proporcionan el aislamiento térmico, impermeabilidad, etc. necesario para conseguir confort en el interior de la vivienda.

Al mismo tiempo, al tratarse de una cubierta muy pesada (que casi dobla su peso en invierno a causa de la nieve) comprime los troncos que forman las paredes, ayudando también a que estas sean más estancas.

Sigue leyendo